5 Consejos Prácticos para No Equivocarse Cuando Empieza A Invertir En Criptomonedas

 
por Gonzalo Arzuaga

El comentario que se empieza a escuchar cada vez más en charlas entre amigos es “M gustaría comprar un poco de Bitcoin, pero no se cuánto comprar”.

Si bien no hay una respuesta universal porque varía en gran medida en función de quien es la persona que está haciendo la pregunta, acá elaboramos algunas guías simples que pueden servir de referencia.

Es un activo financiero muy volátil

Antes de pasar a mencionar las recomendaciones, tener siempre presente que Bitcoin, como activo financiero, es extremadamente volátil.

Tiene gran potencial futuro, es cierto, pero también conlleva alta volatilidad, lo cual puede hacer bajar el precio en 10 o 20% en algunas horas. No son muchos los inversores que pueden tolerar semejante exposición con su capital, máxime si son ahorros personales fruto del esfuerzo de mucho tiempo.

Es cierto que es muy volátil, pero asimismo vale mencionar que es muy líquido. Se comercian aproximadamente u$s 10.000 millones de dólares de Bitcoin por día. Para ponerlo en perspectiva, las acciones de las 4 más importantes empresas tecnológicas de la bolsa de Estados Unidos (Google, Facebook, Apple y Amazon) no llegan a comercializar lo mismo que Bitcoin por día.

En términos concretos, esto significa que en el momento que se quiera vender Bitcoins, va a conseguir comprador.

Recomendaciones concretas:

  1. No invertir demasiado

Uno sabe cuanto es demasiado, y eso varia mucho segun cada uno. Si no estas seguro, inverti menos de lo que pensabas. De esa manera te cubris al error. En general es muy facil equivocarse cuando uno se inicia. Toma dedicarle tiempo para entender en profundidad el impacto de esta revolucion.

Y en los inicios es facil dejarse llevar por comentarios, rumores, noticias, mas que en informacion solida, con fundamentos. Es normal que eso suceda.

Algo muy saludable como estrategia de inversión en activos tan volátiles es determinar que porcentaje total del portafolio de inversiones se le va a asignar a criptomonedas.

Como máximo el 1%, 2%, o quizá algunos más arriesgados y osados suben hasta el 5%. Más de un 5%, puede resultar fatal en alguna de las acostumbradas sacudidas violentas que tiene el mercado de las criptomonedas.

Como recomendación para quien quiere dar sus primeros pasos, nunca invertir más del 1%.

  1. Pensar en el precio promedio

Una vez que se determinó que porcentaje de la cartera se va a alocar a criptomonedas, ir comprando todos los meses un poco es lo más recomendable. Lo ideal es el mismo día, por ejemplo el primer lunes de cada mes. Y también el mismo monto, ya sea medido en pesos, dólares, o bitcoins, por ejemplo 0.01 Bitcoin o $1.000 pesos.

Invertir de esta manera metódica permite quitarle emocionalidad a la transacción. Las emociones entran en juego demasiado cuando de inversiones tan volátiles se refiere. De esta manera, no hay que pensar.  Mejor dicho, OEn realidad se pensó cuando se tomó la decisión, pero nos ahorra todos los meses tener que debatirnos cual es el mejor día, qué monto, etc.

  1. Invertir dinero que no se necesite en el corto plazo

El corto plazo, en países como Argentina, puede medirse muchas veces en horas. Dada la volatilidad que mencionamos anteriormente, las criptomonedas deben ser la peor opción de inversión cuando se piensa en horizontes muy cortos, en los que se va a necesitar el dinero para saldar deudas, pagar gastos corrientes.

Lo ideal sería pensar en que es una inversión para los hijos. Si no se puede tanto, pensarla en un horizonte de 5 a 10 años. Ya menos ideal serían pensar en vender los Bitcoins dentro de 3 años, y claramente no sería recomendable que el horizonte que se piensa salir sea dentro de un año.

  1. Olvidarse de lo invertido

Sería ideal, aunque es muy difícil de hacer en la práctica. Pensar que ese dinero que se invirtió en Bitcoin “ya lo perdió”. Hundir la inversión, al menos mentalmente.

Es una medida fundamentalmente psicológica, para preservar la salud mental de la turbulenta evolución de precios que se ven expuestas las criptomonedas todos los días. Y quizá, vista dentro de 5 años fue la mejor decisión.

Como ejemplo, se puede ver la evolución del valor total de Bitcion desde su creación, en Abril de cada año:

2010: $0.001 Billion

2011: $0.01 Billion

2012: $0.1 Billion

2013: $1 Billion

2014: $5 Billion

2015: $3 Billion

2016: $7 Billion

2017: $20 Billion

2018: $150 Billion

2019: $94.8 Billion

  1. No es una tabla de salvación

Bitcoin y las criptomonedas deben ser vista como una parte de una estrategia de inversión global, donde se diversifica en un activo financiero no correlacionado con otras variables financieras o económicas.

Mucha gente, erróneamente, sobre todo en momentos como a fines de 2017 donde el precio parecería subir todos los días sin posibilidad de caída, confundían esta inversión en “una ficha que me puede cambiar la vida.”

Vale remarcar que es un billete de lotería, sino que debería formar parte de una estrategia diversificada de inversión.

Históricamente nada le gana en retorno a un portfolio de inversión diversificado, pensado considerando el perfil de inversor, y el horizonte de maduración de la inversión.

 

Post Your Thoughts

Close

Día Libre

Would you like to see our space before joining? Come and visit our coworking space. Please fill out the form and our manager will get back asap.